Hemos adelantado a las 19 h. las clases de Yoga abiertas y gratuitas de lunes a jueves al aire libre en la parte trasera del Civivox de Mendillorri (entre el Civivox y el lago) habrá un grupo con su profesor correspondiente por cada 14 alumnos.

En caso de que la clase tenga que ser suspendida por lluvia o otras causas se informara aquí y por wasap (a los asistentes habituales) por lo menos una hora antes.

Cada alumno debe acudir con su esterilla y taco.


El domingo 31 a las 11 charla en directo de Madhava aquí.




ASANAS: LAS POSTURAS DE YOGA
Los asanas son el aspecto del Hatha-Yoga que más se ha difundido en occidente. De los numerosos asanas que nos ha legado la tradición yóguica presentamos una selección de las más importantes por sus grandes beneficios.
Dos consideraciones previas respecto de la actitud al realizar los asanas: la atención y la moderación. La atención es el elemento clave, si no hay atención no hay Yoga. En la postura se debe integrar mente y cuerpo. No es un simple ejercicio físico.
Además de la atención es importante no violentar ni forzar al cuerpo. No se trata de “domar2 al cuerpo sino de cuidarlo, tratarlo bien y mantenerlo en óptimas condiciones. Para lograrlo debemos de combinar la firmeza e inmovilidad de la postura con la comodidad y relajación.
No hay que tener prisa, ni competir para obtener logros, ni con los compañeros, ni con uno mismo. La constancia y la paciencia son necesarias para ir madurando en la práctica.


LA RELAJACIÖN. SAVASANA.
La sesión de asanas concluye con la práctica de la relajación completa que se realiza en la postura de savasana (con dolores lumbares, embarazo e hiperlordosis es conveniente meter algún elemento voluminoso bajo las rodillas) que se realiza durante 10 o 15 minutos, aunque se puede prolongar. La relajación consciente (sin dormirse) produce un descanso tanto a nivel físico como mental dando la oportunidad al organismo a asimilar adecuadamente todos los beneficios producidos por los asanas.
También puedes practicar la relajación en cualquier momento en que necesites recuperar energía, calma o descansar. Antes de comenzar asegúrate que no seas interrumpido (móvil en modo avión) durante la relajación. Si la temperatura de la habitación es fresca tapate con una manta ya que durante el estado de relajación baja la temperatura del cuerpo y se suele sentir fresco. Deja la habitación en penumbra y procura disfrutar de la relajación.

Audio conferencia de Madhava